Thumbnail Image

Carta Mundial de los Suelos revisada












Related items

Showing items related by metadata.

  • Thumbnail Image
    Book (stand-alone)
    Los suelos constituyen la base de la vegetación que se cultiva u ordena para la producción de piensos, fibras, combustibles 2015
    Los suelos sanos son muy importantes para garantizar el crecimiento continuo de la vegetación natural u ordenada que nos proporciona piensos, fibras, combustibles, productos medicinales y otros servicios ecosistémicos, como la regulación del clima y la producción de oxígeno. Los suelos y la vegetación mantienen relaciones recíprocas. Un suelo fértil favorece el crecimiento de las plantas al proporcionarles nutrientes y servirles de tanque de retención de agua y de substrato para sus raíces. Por su parte, la vegetación, la cubierta arbórea y los bosques previenen la degradación y desertificación de los suelos al estabilizar el suelo, mantener el ciclo del agua y los nutrientes, y reducir la erosión hídrica y eólica. A medida que aumenta la demanda de vegetación, piensos y subproductos de la vegetación como la madera, impulsada por el crecimiento económico y los cambios demográficos, los suelos se ven sometidos a una enorme presión y el peligro de que se degraden aumenta considerablement e. La ordenación sostenible de la vegetación, ya sea de bosques o pastizales, aumentará los beneficios que esta dispensa, incluida la leña, el forraje y los alimentos, a fin de satisfacer las necesidades de la sociedad y, al mismo tiempo, conservar y mantener el suelo para beneficio de las generaciones actuales y futuras.
  • Thumbnail Image
    Brochure, flyer, fact-sheet
    El suelo es un recurso no renovable
    Su conservación es esencial para la seguridad alimentaria y nuestro futuro sostenible
    2015
    El suelo es un recurso finito, lo que implica que su pérdida y degradación no son reversibles en el curso de una vida humana. En cuanto componente fundamental de los recursos de tierras, del desarrollo agrícola y la sostenibilidad ecológica, es la base para la producción de alimentos, piensos, combustibles y fibras y para muchos servicios ecosistémicos esenciales. Sin embargo, pese a que es un recurso natural muy valioso, a menudo no se le presta la debida atención. La superficie natural de suel os productivos es limitada y se encuentra sometida a una creciente presión debido a la intensificación y el uso competitivo que caracteriza el aprovechamiento de los suelos con fines agrícolas, forestales, pastorales y de urbanización, y para satisfacer la demanda de producción de alimentos, energía y extracción de materias primas de la creciente población. Los suelos deben ser reconocidos y valorados por sus capacidades productivas y por su contribución a la seguridad alimentaria y al mantenimi ento de servicios ecosistémicos fundamentales.
  • Thumbnail Image
    Book (series)
    El estado de los recursos de tierras y aguas del mundo para la alimentación y la agricultura
    La gestión de los sistemas en situación de riesgo
    2012
    En un mundo cada vez más poblado y con unos patrones de consumo cambiantes, la humanidad aún puede hacer mucho para planificar y gestionar la futura evolución de los recursos hídricos y del suelo. Después de varias décadas de inversiones escasas, gestión inadecuada y falta de gobernanza, las pruebas son evidentes. Desde los catastróficos corrimientos de tierra en laderas con demasiada pendiente para soportar asentamientos humanos, hasta las inundaciones sin precedentes de cu encas fluviales enteras, el efecto de los fenómenos meteorológicos extremos en las vidas humanas es noticia. Pero lo que no se conoce tanto es la creciente degradación de los sistemas hídricos y del suelo, que proporcionan seguridad alimentaria al mundo y medios de vida a las zonas rurales. En algunas regiones, hay sistemas enteros en situación de riesgo. Es necesario tomar medidas urgentes para invertir la tendencia a la degradación, sin menoscabar la integridad y productiv idad de estos sistemas.No hay duda de que hay que mejorar sensiblemente el acceso a los recursos de tierras y aguas y su gestión. Hay que satisfacer las demandas de alimentos y productos agrícolas proyectadas, seguir afrontando la malnutrición y la pobreza rural y conciliar las diversas demandas de tierra y de agua con la preocupación por la rápida degradación de los sistemas naturales. Esto exige una mejor gobernanza de los recursos de tierras y aguas y una mayor integración de l as políticas, junto con inversiones más cuantiosas y estratégicas, destinadas a asegurar la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza. En este libro se presenta el estado de los recursos de tierras y aguas para la producción alimentaria y se analizan las amenazas a las que se enfrentan la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible, que no provienen solamente de la relativa escasez física de estos recursos. Las tendencias en el crecimiento de la población y los cam bios en las dietas y en el clima plantean una compleja serie de retos a los que deben adaptarse las prácticas agrícolas. En este contexto, se examina el potencial de los sistemas de tierras y aguas del mundo para responder a estos retos. También se discuten las posibilidades de gestionar algunos de los «sistemas en situación de riesgo» para que alcancen unos niveles sostenibles de producción, junto con los consiguientes riesgos y compensaciones recíprocas. También se discuten l os cambios institucionales y políticos y los enfoques técnicos más necesarios en algunos entornos específi cos, y se presentan las principales conclusiones y recomendaciones.

Users also downloaded

Showing related downloaded files

No results found.