Thumbnail Image

Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2011 - Resumen ejecutivo

Altos precios de los alimentos: Oportunidades y riesgos






Also available in:
No results found.

Related items

Showing items related by metadata.

  • Thumbnail Image
    Book (stand-alone)
    Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2011
    Altos precios de los alimentos: Oportunidades y riesgos
    2011
    Also available in:
    No results found.

    La edición 2011 del Panorama, elaborado por la Oficina Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, analiza la compleja coyuntura regional e internacional en materia de seguridad alimentaria y nutricional, y también la sitúa en el marco de fenómenos más profundos y estructurales, que tienen un mayor alcance temporal y que no siempre son visibles a partir de los datos estadú­sticos de perí­odos breves. Este aú±o se destacan en el análisis los efectos del alza y mayor vo latilidad de los precios internacionales de los alimentos en la regián. La combinación de esos factores genera una situación que no beneficia ni a los productores ni a los consumidores. Los precios altos aumentan los riesgos de inseguridad alimentaria en los paí­ses importadores netos de alimentos y reducen el acceso a los alimentos de la población de menores ingresos, que son quienes gastan una mayor proporción de sus ingresos en alimentación.
  • Thumbnail Image
    Book (stand-alone)
    Oportunidades para promover el comercio agroalimentario intrarregional en América Latina y el Caribe 2024
    Also available in:
    No results found.

    El comercio mundial ha experimentado una serie de grandes sacudidas en los últimos 15 años. En el caso de los alimentos, el comercio se ha visto afectado por factores como la crisis financiera internacional de 2008-2009, las tensiones comerciales entre las principales economías del mundo, los efectos del cambio climático, la pandemia de COVID-19 y el conflicto de Ucrania por parte de la Federación de Rusia. Estos shocks han generado una mayor volatilidad de precios y fuertes interrupciones en las cadenas de valor, además de favorecer mayores tensiones proteccionistas, combinadas con una nueva generación de medidas que afectan al comercio relacionadas con regulaciones ambientales, estándares privados, entre otros.Los altibajos del comercio mundial de alimentos son de gran relevancia para los países de América Latina y el Caribe. Por un lado, la región es un exportador neto de estos productos y desempeña un papel importante en la seguridad alimentaria mundial como un gran proveedor de diversos productos. Por otro lado, persisten niveles elevados de pobreza, desigualdad y malnutrición en la región, que tienden a agravarse cuando se interrumpen los mercados de alimentos.En este sentido, el comercio internacional basado en normas, abierto, transparente y predecible es fundamental para la seguridad alimentaria global y regional, ya que aumenta la eficiencia de la producción y brinda a los consumidores acceso a una mayor variedad de alimentos a precios más bajos.En este contexto, el propósito de este documento es analizar el comercio intrarregional de productos agroalimentarios (productos agrícolas y pesqueros) en la región, sus alcances y limitaciones, y también hacer recomendaciones para aprovechar posibles oportunidades de expansión y superar obstáculos existentes.
  • Thumbnail Image
    Book (stand-alone)
    De la voz y mano de sus protagonistas: el caso de Ecuador
    Sistematización de la experiencia del proyecto Forsandino: Fortalecimiento de Organizaciones Indígenas Altoandinas y Rescate de sus Productos Tradicionales (2007 - 2011)
    2012
    Also available in:
    No results found.

    La crisis alimentaria mundial del 2007-2008 y la actual coyuntura de alta volatilidad de los precios de los alimentos obligan a repensar el papel de la agricultura familiar. Efectivamente, los analistas coinciden en que los mercados de los alimentos en el futuro seguirán presentando precios altos y más volátiles, y ante esta situación la agricultura familiar, y los cultivos tradicionales en particular, adquieren gran relevancia por las oportunidades que presentan para incrementar y div ersificar la producción agrícola a nivel local y nacional y con ello contribuir a reducir la vulnerabilidad de los países andinos a los impactos tanto de precios como climáticos. Fomentar la producción que proviene de la agricultura familiar requiere, sin embargo, del diseño de políticas diferenciadas y de programas que sepan aprovechar el increíblemente rico bagaje cultural en los aspectos productivo, organizativo, ecológico y social de los pueblos originarios altoandinos. La Orga nización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) está comprometida a trabajar con los gobiernos para fortalecer los sistemas de producción de los pequeños agricultores, mejorar su seguridad alimentaria, y avanzar en el desarrollo rural de las localidades de zonas vulnerables, como aquéllas en las que ha trabajado el Proyecto FORSANDINO durante los últimos cuatro años. Aun bajo las condiciones adversas en las que viven las comunidades, hemos visto con enorme satisfacción los logros alcanzados. Las razones del éxito son diversas, pero destaca la gran articulación de esfuerzos lograda que unió voluntades y puso en sintonía programas públicos, ONG, universidades e institutos de investigación, para trabajar mano a mano hacia un objetivo común: mejorar las condiciones de vida de las comunidades. La crisis ha dejado valiosas lecciones, como la importancia de fortalecer redes de protección social y de apoyar la producción de alimentos, especialmen te de la agricultura familiar. A cuatro años de la iniciación del proyecto FORSANDINO sabemos también un poco más sobre cómo aumentar y mejorar la producción en las zonas altoandinas. Podemos aplicar lo aprendido, trabajando articuladamente con los gobiernos locales, regionales y nacionales, las ONG, las universidades, etc., y mejorar, de esta manera, la seguridad alimentaria de una de las poblaciones más vulnerables de la región: los pueblos altoandinos. Para la FAO es prioridad seg uir luchando día a día por la seguridad alimentaria de todos, y es gracias a experiencias como ésta que reforzamos nuestro compromiso por erradicar el mayor de los flagelos de la humanidad, el hambre.

Users also downloaded

Showing related downloaded files

No results found.