Thumbnail Image

Seguimiento de los progresos relativos a los indicadores de los ODS relacionados con la alimentación y la agricultura 2022









Otros materiales relacionados con esta publicación también están disponibles:


FAO. 2022. Seguimiento de los progresos relativos a los indicadores de los ODS relacionados con la alimentación y la agricultura 2022. Roma.





Related items

Showing items related by metadata.

  • Thumbnail Image
    Book (stand-alone)
    Seguimiento de los progresos relativos a los indicadores de los ODS relacionados con la alimentación y la agricultura 2023 2023
    En el ecuador de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, es urgentemente necesario comprender en qué situación se halla el mundo en relación con la erradicación del hambre y la inseguridad alimentaria y la posibilidad de garantizar una agricultura sostenible. El nuevo informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) titulado Seguimiento de los progresos relativos a los indicadores de los ODS relacionados con la alimentación y la agricultura 2023, ofrece análisis y tendencias detallados sobre los indicadores de ocho Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) —en particular, los ODS 1, 2, 5, 6, 10, 12, 14 y 15— y destaca las esferas en las que hubo progresos y aquellas en las que es preciso realizar nuevos esfuerzos.  En la edición de este año, disponible en formato digital, también se analiza una selección de indicadores a los que la FAO contribuye o que tienen consecuencias clave para la alimentación y la agricultura en estos objetivos. Estos indicadores adicionales proporcionan una valiosa información sobre las pérdidas agrícolas causadas por desastres, la distribución de los derechos de tenencia de la tierra, la prevalencia del retraso del crecimiento y la malnutrición, los efectos de las políticas y normativas comerciales internacionales en el comercio agrícola, especialmente en los países en desarrollo y en los países menos desarrollados, y la proporción de degradación de la tierra. En esta edición también se incluye, por primera vez, una evaluación estadística general de los progresos realizados en relación con el ODS 2 que sintetiza la información de todos los indicadores destinados a lograr el hambre cero, incluidos aquellos de los que la FAO no es el organismo responsable.
  • Thumbnail Image
    Book (series)
    El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2017
    Fomentando la resiliencia en aras de la paz y la seguridad alimentaria
    2017
    La comunidad internacional se ha comprometido a poner fin al hambre y a todas las formas de malnutrición en el mundo para el año 2030. Se han realizado considerables progresos, pero los conflictos y los desastres naturales e inducidos por el hombre están mermando estos avances. En El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo de este año se advierte que la tendencia observada en años anteriores de disminución de la subalimentación parece haberse detenido, y podría inclu so haberse invertido debido, en gran medida, a los factores antes mencionados. Al mismo tiempo, aunque se sigue avanzando hacia la reducción de la malnutrición infantil, el aumento de la obesidad y el sobrepeso también son un problema en gran parte del mundo. Estos y otros hallazgos se detallan en la edición de 2017 de El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo (anteriormente, El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo). El informe de este año se publica, por prime ra vez, tras acordar una asociación ampliada con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ahora se unen a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA). Este informe también marca una nueva era en el seguimiento de la seguridad alimentaria y la nutrición en el contexto de la Agenda 2030 para el Desarr ollo Sostenible y el Decenio de las Naciones Unidas de Acción sobre la Nutrición. Para evaluar los progresos realizados hacia el objetivo de erradicar el hambre, se utilizan tanto la medición tradicional de la prevalencia de la subalimentación como el nuevo indicador de la prevalencia de la inseguridad alimentaria grave en base a la escala de experiencia de inseguridad alimentaria (FIES). Asimismo, se examinan en mayor profundidad las diversas formas de malnutrición, incluidas las tendencias y s ituaciones relacionadas con la desnutrición infantil crónica y aguda y el sobrepeso en niños y la obesidad en adultos, así como la lactancia, y la anemia en las mujeres. El contenido del informe arroja luz sobre cómo afecta a la seguridad alimentaria y la nutrición la creciente incidencia de conflictos en el mundo. También explora cómo prevenir los conflictos y mantener la paz mediante la mejora de la seguridad alimentaria y la nutrición, y el fortalecimiento de la resiliencia de los medios de v ida rurales.

    Otros materiales relacionados con esta publicación también están disponibles:

  • Thumbnail Image
    Book (series)
    El Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo 2015
    Cumplimiento de los objetivos internacionales para 2015 en relación con el hambre: balance de los desiguales progresos
    2015
    En la edición de El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo de este año se hace balance de los progresos realizados hacia la consecución del primer Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM 1) y el objetivo de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación establecidos por la comunidad internacional en relación con el hambre y se reflexiona sobre lo que debe hacerse todavía, mientras se prepara la transición a la nueva agenda para el desarrollo sostenible después de 2015. En el informe se examinan los progresos hechos desde 1990 en todos los países y regiones, así como en el mundo en su conjunto. Los progresos hacia la meta del ODM 1, sin embargo, se evalúan no solo mediante la medición de la subalimentación, o el hambre, sino también mediante un segundo indicador, a saber, la prevalencia de la insuficiencia ponderal entre los niños menores de cinco años. Se comparan los avances realizados en distintas regiones y a lo largo del tiempo en relación con los dos indicadores, a fin de arrojar luz sobre la complejidad de la seguridad alimentaria. Pese a los progresos generales, queda mucho trabajo por hacer para conseguir erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria en todas sus dimensiones. En el informe del año 2015 no solo se facilitan estimaciones de los progresos ya realizados, sino que también se señalan los problemas restantes y se proporciona orientación sobre las políticas en las que debería hacerse hincapié en el futuro. Asimismo se señalan los princip ales factores que han determinado el éxito hasta la fecha en la consecución de los objetivos relativos a la seguridad alimentaria y la nutrición. La lista de factores —el crecimiento económico, el crecimiento de la productividad agrícola, los mercados (incluido el comercio internacional) y la protección social— no es en absoluto exhaustiva. En el informe se muestra también que las crisis prolongadas, causadas por conflictos o por catástrofes naturales, tienen efectos nocivos sobre los progresos en la reducción del hambre.

Users also downloaded

Showing related downloaded files

No results found.