Thumbnail Image

Mantener una alimentación saludable durante la pandemia de la COVID-19











​FAO. 2020. Mantener una dieta saludable durante la pandemia de la COVID-19. Roma.




Related items

Showing items related by metadata.

  • Thumbnail Image
    Brochure, flyer, fact-sheet
    Mitigación de riesgos en los sistemas alimentarios durante COVID-19: Reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos 2021
    La pandemia COVID-19 sigue causando estragos en todo el mundo y generando desafíos importantes que podrían resultar en riesgos para la seguridad alimentaria y la nutrición en varios países. Los países están decretando confinamientos, restringiendo los desplazamientos y promoviendo el distanciamiento social para contener la pandemia. Las perturbaciones en las cadenas de suministro debido a bloqueos en las rutas de transporte, restricciones al transporte y las medidas de cuarentena están aumentando significativamente la pérdida y el desperdicio de alimentos, especialmente de productos agrícolas perecederos, como las frutas y las hortalizas, el pescado, la carne y los productos lácteos. Asimismo, la escasez de mano de obra, como resultado de la restricción de movimiento de actores importantes en la producción y el transporte, está repercutiendo de manera significativa en la oferta y la demanda de alimentos, debido a que en algunos mercados existe una escasez de alimentos, lo cual contribuye aún más a la pérdida de alimentos y al innecesario desperdicio de suministros alimentarios en estos momentos difíciles. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) alienta a los países a adoptar enfoques integrales para abordar la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos, en un esfuerzo por facilitar durante la pandemia de COVID-19 al acceso a alimentos por todas las personas, y en particular por las personas más vulnerables.
  • Thumbnail Image
    Brochure, flyer, fact-sheet
    COVID-19 e inocuidad de los alimentos: orientaciones para las empresas alimentarias. Orientaciones provisionales 2020
    La pandemia de COVID-19 causada por el virus SARS-CoV-2 ha puesto al mundo frente una amenaza sin precedentes. Muchos países están aplican medidas de distanciamiento físico como una de las formas de reducir la transmisión de esta enfermedad. La finalidad de las presentes orientaciones es explicar las medidas adicionales que se pueden adoptar para preservar la integridad de la cadena alimentaria y garantizar el acceso de los consumidores a alimentos que satisfagan sus necesidades, sin poner en riesgo su salud.
  • Thumbnail Image
    Brochure, flyer, fact-sheet
    Programa de la FAO de respuesta y recuperación ante la pandemia COVID-19 – Inclusión económica y protección social para aliviar la pobreza
    Respuestas en favor de las personas pobres para una recuperación económica inclusiva tras la pandemia
    2021
    La pandemia COVID-19 está afectando de manera directa e indirecta la salud y el bienestar en todo el mundo. La enfermedad y las medidas de contención están exacerbando las desventajas sociales y económicas de las personas más vulnerables de la sociedad. Estos impactos sociales y económicos podrían provocar reveses devastadores en los esfuerzos por lograr la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Las persistentes desigualdades entre poblaciones rurales y urbanas, ricos y pobres, mujeres y hombres exacerbarán estos efectos. Las personas que viven en las zonas más afectadas por el cambio climático, los conflictos, el desplazamiento forzoso y la migración se verán aún más vulnerables. Las consecuencias socioeconómicas de la pandemia COVID-19 resaltan con mayor urgencia al llamado a la erradicación de la pobreza, especialmente en las zonas rurales. Teniendo en cuenta que cerca del 80% de los 734 millones de personas en pobreza extrema viven en zonas rurales, y que casi el 70% de las metas de los ODS se refieren a zonas rurales para lograr la Agenda 2030 es preciso dedicar mayor atención en el desarrollo rural. Según estimaciones actuales del Banco Mundial, la crisis impulsada por la pandemia COVID-19 podría hacer que a hasta 100 millones de personas se encuentren en situación de pobreza extrema para finales de 2020. Las comunidades rurales están menos preparadas y tienen menor capacidad para hacer frente a las consecuencias socioeconómicas de la pandemia y, dado el carácter interconectado de la mayoría de los espacios rurales, esto conlleva repercusiones significativas para los medios de vida rurales, los sistemas alimentarios en general y la seguridad alimentaria a nivel nacional. Las zonas rurales y las poblaciones rurales son una parte integral de las cadenas de suministro de alimentos en la producción, procesamiento, comercio y transporte, y se ven directamente afectadas por perturbaciones en la demanda y cualquier restricción de movilidad de la fuerza laboral o el transporte de bienes. La mayor parte de las poblaciones rurales, en especial las personas pobres, dependen de fuentes de ingresos diversificadas para su subsistencia, incluyendo jornales agrícolas y actividades no agrícolas. La actividad económica en las zonas rurales, especialmente para mujeres y jóvenes, es mayoritariamente informal.

Users also downloaded

Showing related downloaded files

No results found.